martes, 6 de julio de 2010

MITOLOGÍA UNIVERSAL: DIOSES Y PERSONAJES SUMERIOS

DIOSES SUMERIOS
Ya en el tercer milenio a.C. se llevaron a cabo intentos de catalogar el gran número de dioses locales y órdenarlos según su rango. Entre listas de deidades están encabezadas invariablemente por el dios celeste An. Las deidades más importantes eran los principales santuarios, como Enlil de Nippur, Enki de Eridu e Inanna de Uruk. Deidades astrales eran Uttu (del sol), Nannar (de la luna) e Inanna de Venus. Las deidades femeninas, a menudo diosas tutelares de ciudades, como Baba de Lagash, Mammu de Eridu y Ninhursaga de Kesh, eran diosas madres, mientras que otras revestían funciones específicas. Nisaba era la patrona de los escribas; Nanshe, diosa de los peces y la magia; y Ninisina, diosa de la salud.
Se creía que los dioses residían en las propiedades de los templos y estaban representados por sus imágenes o estatuas. El hogar divino constaba del dios y de su esposa, sus hijos y varios sirvientes. En el panteón también se incluían demonios y espíritus malignos, descendientes de An y en cierta medida expuestos a los conjuros mágicos y los rituales de destierro.



ENKI

Es el hijo del dios celeste An. Su madre es Nammu, diosa del agua y de la creación. Vive en el Apsu, las profundidades acuáticas del interior de la tierra, fuente de toda fertilidad y vida orgánica. Como en Mesopotamia el agua también revestía una importante función mágica, se invocaba a Enki en conjuros mágicos y rituales, y por tanto era considerado coomo un sabio entre los dioses, a quien se consultaba para encontrar soluciones a cuestiones difíciles. Por otra parte, su apetito sexual y su debilidad por la bebida dan cuenta de la imperfección de la vida sobre la tierra.

No se trata de un dios bélico; la mayoría de sus antagonistas son varias diosas, la más notable de las cuales es Inanna, que la engaña para que ceda prerrogativas y poderes divinos.

INANNA

Diosa sumeria con una compleja personalidad mitológica, resultado quizá del sincretismo entre una deidad sumeria local relacionada con Uruk y la deidad semítico-occidental de la estrella Venus, Ishtar, introducida por la dinastía acadia, regente a mediados del segundo milenio a.C., a la primera se la tenía por hija del dios del cielo supremo, An; a la segunda, por hija del dios de la luna, Nannar. La naturaleza dual del planeta Venus quedó plamada en esta deidad andrógina, y ello da cuenta de la relación de Inanna con el arte de la guerra, la agresión y el afán de poder, así como son el parto y la atracción erótica.

Los mitos subrayan la naturaleza irascible de Inanna y las consecuencias funestas de su cólera y su conducta sexual.

ENLIL

Hijo del dios supermo An, Enlil es el líder de los dioses y otorga la realeza. Reviste características de dios atmósférico, cuyas lluvias aseguran buenas cosechas, auqneu su temperamento impredecible lo lleva a lanzar plagas y diluvios sobre una tierra difícil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada