domingo, 9 de febrero de 2014

MITOLOGÍA UNIVERSAL: INTRODUCCIÓN A LA MITOLOGÍA ROMANA


Muchos de los mitos griegos fueron adaptados y modificados por los romanos, cuyo imperio fue la potencia dominante sobre la mayor parte del área que conocemos como la Europa moderna -e incluso más allá de ella- durante las cuatro primeras centurias posteriores a Cristo. La velocidad y el alcance de la expansión de Roma fueron extraodinarios. Cuando en 509 a.C. Roma se constituyó en República (gobernada por magistrados electos), controlaba aún un territorio relativamente escaso, pero en torno a 241 a.C. había cobrado el control de la mayor parte de Italia y en 31 a.C.. cuando Roma pasó a ser un imperio bajo el mando de Augusto, estaba en camino de dominar todo el ámbito mediterráneo. Los súbditos de Roma ascendían a más de 50 millones, con un millón de habitantes en la propia capital.

El panteón griego quedó subsumido en el romano, incicialmente a través de los etruscos, una importante civilización de la Península Itálica que se dio entre el 900 y el 500 a.C. Y así, por ejemplo, el equivalente romano de Zeus era Júpiter; el de Hera, Juno; el de Atenea, Minerva; el de Artemisam Diana; y el de Afrodita, Venus. No había mitos autóctonos en que tomasen parte estos dioses; tampoco contaban los romanos con algún mito relativo a la creación. Las derivaciones romanas son pálidos de las divinidades griegas, que eran antropomorfas en algo más que en su forma; como los humanos, luchaban, amaban y se vengaban. Las deidades romanas, en cambio, no tenían psiquismo humano; eran personificaciones de varias cualidades abstractas y su personalidad era menos importante que su función.

No obstante, los romanos hicieron algo más que adaptar y moderar el panteón griego. Reorientaron los mitos griegos con arreglo a los intereses de Roma. Ello se refleja en la disminuición de importancia de Minerva (la diosa romana de la sabiduría) y Apolo (dios del autoconocimiento, como su homónimo griego), en abierto contraste con la preponderencia de Atenea y Apolo en la Grecia clásica. De manera consecuente, la importancia de Ceres, diosa de la agricultura y réplica romana de Deméter, aumentó sustancialmente. Igualmente, mientras que los griegos no hicieron mucho incapié en su dios de la guerra -Ares-, los romanos adoptaron con orgullo a Marte como su antepasado y lo consideraron como la encarnación del espíritu marcial necesario para dar cumplimiento a las ambiciones imperiales de Roma. Los mitos latinos también estaban insertos en la historia que los griegos, y es imposible trazar una clara línea de demarcación entre el mito romano y su historia previa. En general, la mitología romana es menos legendaria y más asentada realistamente en el tiempo que la mitología griega. El escritor griego Plutarco (46-126 d.C.) se ocupó de Rómulo y Remo, los fundadores míticos de Roma, como figuras históricas. Cuando los sucesos fehacientes y los legendarios se combinan de manera tan intrincada, la distinción entre mito e historia se hace superflua.

Roma fue poblada en su origen por medio de un acto de violencia. Después de que fuera fundada y se le diera nombre, no había nadie que habitase en la ciudad. Parte de este problema se solventó cuando Rómulo permitió que algunos delincuentes de toda Italia se instalasen en Roma como ciudadanos. Pero se hizo claro que necesitaban mujeres con las que tendrían hijos y aumentarían así su número. Rómulo se dirigió a varias comunidades locales, pero nadie estuvo conforme con que sus hijas se casaran con un delincuente romano. Rómulo recurrió en un subterfugio. Invitó a las tribus vecinas -los sabinos- para celebrar un festejo religioso, y cuando se habían reunido dio la señal a sus hombres para que raptasen a las mujeres, con las que se podrían casar. El rey sabino, Tito Tatio, organizó una expedición militar en venganza, y los sabinos invadieron Roma. La batalla continuó encarnizadamente hasta que las mujeres sabinas, que entretanto debíam lealtad a sus nuevos esposos, intervinieron y hubo paz. Tito Tatio gobernó Roma, junto con Rómulo, hasta su muerte. Después Rómulo asumió el cargo del primer rey oficial de Roma. A la muerte de Rómulo, se convirtió en dios y venerado como el espíritu romano Quirino.


EL NACIMIENTO DE LA MITOLOGÍA ROMANA

La extensión de los dominios de Roma es una clave para entender su mitología. El estado romano era sencillamente demasiado amplio y mutable para que bastara una sola serie de tradiciones mitológicas y religiosas. Al ir ampliando sus territorios, Roma fue haciendo suyos los mitos de los pueblos conquistados. El resultado es ecléctico; la mitología romana es una extraña nezcolanda de mitos griegos, egipcios, celtas y de muchas otras procedencias. Todos ellos, una vez asimilados, se convirtieron en mitos romanos. Por ejemplo, a fines del siglo II a.C., fue introducida en Italia la diosa egipcia Isis. Diosa madre, relacionada con la fertilidad, Isis se hizo pronto popular y se asoció en ocasiones con la Fortuna romana, espíritu de la fertilidad, la agricultura y el amor, hasta convertirse en Isis-Fortuna. Otra deidad egipcia, el dios Amón de cuernos de carnero, se convitió en Ammón en la mitología griega y en Roma fue incorporado al culto imperial. Se trataba de un protector de los ejércitos romanos, cuya imagen aparece en petos y medallones.


LOS ORÍGENES DE ROMA

Eneas, que era un héroe menor troyano en las epopeyas griegas de Homero, fue una figura muy significativa en la mitología latina. Eneas fue venerado como fundador mítico de Roma desde, cuando menos, el siglo III a.C., pero es en el monumental poema épico de Virgilio, la Eneida, donde este relato sobre los orígenes nacionales recibe sus tratamiento más celebrado. Escrita en el siglo I a.C., la Eneida narra la huida de Eneas de Troya, su viaje por el Mediterráneo hasta Italia y su lucha con Turno para poder pedir en matrimonio a la princesa del reino italiano del Lacio. En una visita al inframundo, a Eneas le muestran la ciudad que más tarde fundaría, la futura grandeza de Roma y las almas de célebres romanos del futuro que, sin embargo, todavía habían de nacer. El poema concluye con la derrota de Turno, si bien otra versión del mito explica que el hijo de Eneas fundó Alba Longa. Esta versión hizo compatibles este relato con el mito de Roma por Rómulo, que descendía de la realeza de Alba Longa. Por sus pietas (la devoción al deber), Eneas fue un paradigma de los valores romanos; por ello, el emperador Augusto afirmaba ser su descendiente.



lunes, 3 de febrero de 2014

domingo, 2 de febrero de 2014

EL DÍA DEL ESPECTADOR: MINDSCAPE


TÍTULO ORIGINAL: Mindscape
AÑO: 2013
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Jorge Dorado
GUIONISTA: Guy Holmes (Historia: Guy Holmes, Martha Holmes)
MÚSICA: Lucas Vidal
FOTOGRAFÍA: Óscar Faura
REPARTO: Mark Strong, Taissa Farmiga, Brian Cox, Indira Varma, Noah Taylor, Saskia Reeves, Clare Calbraith, Jessica Barden, Alberto Amman, Julio Perillán, Hovik Keuchkerian
PRODUCTORA: Co-Producción EEUU-España; WB / The Safran Company / Antena 3 Films / 26 Films



SINOPSIS

Un experto (Mark Strong) en introducirse en la mente de otras personas acepta un nuevo caso. En esta ocasión su objetivo es una adolescente (Taissa Farmiga) que podría ser una joven traumatizada o una brillante sociópata.


COMENTARIO

"Mindscape" es un thriller de Jorge Dorado, debutante como director tras años como ayudante de dirección, cortometrista, además de rodar varios anuncios para televisión, y que demuestra buen pulso narrativo para saber dirigir una película modesta pero con mucho oficio, ambición artística y talento creativo además de saber explotar todas las cualidades de un guión complejo sin perder el hilo argumental en ningún momento. Rodado con un reparto internacional, del cual destacamos el duelo entre Mark Strong y Taissa Farmiga. Strong, actor curtido en mil batallas, demuestra que puede asumir un rol protagonista (ya era hora que se lo dieran) y aporta toda su experciencia a un personaje de detective con reminescencias clásicas al cine negro. Por otro lado, Taissa Farmiga, la joven actriz demuestra mucho talento, a pesar de su corta fimografía, está genial con un personaje complejo y difícil de empatizar pero que posee un gran magnetismo. Cabe destacar la presencia del veterano Brian Cox y Alberto Amann como secundarios de lujo.

En el apartado ténico destaca por su buena fotografía, y una estupenda banda sonora compuesta por Lucas Vidal, además de una producción que sabe exprimir al máximo todas sus cualidades, demostrando que se puede hacer una película de calidad sin ser un gran despilfarro económico.

DENTRO DE LA MENTE

La trama de "Mindscape" es una película de suspensa que maneja la intrusión como modo de entrar en la mente de los demás, idea que han sabido explotar otras obras en los últimos años como; "Origen", "Escondido en la memoria", "Dark City", "Desafío Total" y "Trance" ejemplos de posibles hilos argumentales sobre la intrusión en el subconsciente. "Mindscape" está entre la ciencia ficción y el suspense, mezcla de géneros que lleva al espectador por una vorágine de imágenes sin llegar a la extenuación del cine actual. Dorado narra la película de forma clásica, los encuadres demuestran que cada situación o diálogo son importantes, y que los personajes son claves en la evolución de la trama e hilos conductores de la historia.



CINE NEGRO Y CIENCIA FICCIÓN

El cine negro y la ciencia ficción son parámetros cuya raíz la podemos encontrar en "Blade Runner", y que "Mindscape" demuestra que son compatibles, además de referentes como el detective y la femme fatale,  es una película donde el espectador trata de averiguar lo que pasa en cada momento. Sin ser ciencia ficción clásica, la película está más cercana al suspense, en donde cada situación pone a prueba la memoria y percepción visual (algo parecido como sucede con "Memento" de Chistopher Nolan) como un laberinto en donde los dos protagonistas buscan una salida, cada uno con sus propios demonios internos, porque la primera norma del cine negro es que no hay héroes, solo personajes torturados por su pasado.

En conclusión, "Mindscape" es un thriller genial. Jorge Dorado debuta de forma sensacional con su primera película, demostrando mucho talento. Estupendo reparto, del cual destaco el enfrentamiento entre Mark Strong y Taissa Farmiga. Película modesta pero con mucho oficio y pasión para ofrecer un producto de calidad. Muy buena.