domingo, 21 de abril de 2013

LOS MEJORES CARTELES DE CINE: TYLER STOUT

















CINECLUB: UNA BALA EN LA CABEZA


TÍTULO ORIGINAL: Bullet to the Head
AÑO: 2012
DURACIÓN: 91 Min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Walter Hill
GUIÓN: Alessandro Camon (Novelas gráficas: Alexis Nolent)
MÚSICA: Steve Mazzaro
FOTOGRAFÍA: Lloyd Ahern
REPARTO: Sylvester Stallone, Jason Momoa, Christian Slater, Sarah Shahi, Adewale Akinnouye-Agbaje, Sung Kang, Marcus Lyle Brown, Jon Seda, Brian Van Holt
PRODUCTORA: Warnes Bros. Pictures / Dark Castle Entertainment / IM Global / After Dark Films


 
SINOPSIS


Tras su último trabajo, Jimmy Bobo (Sylvester Stallone), un implacable asesino a sueldo de Nueva Orleáns, sufre un ataque inesperado por parte de Keegan (Jason Momoa), una imparable máquina de matar que ejecuta sin contemplaciones a su compañero (Jon Seda). Dispuesto a vengarse, Jimmy se ve obligado a colaborar con Taylor Kwon (Sung Kan), un detective de la policía poco partidario de los métodos expeditivos. Sin embargo, pronto descubrirá que Jimmy es el arma más eficaz para acabar con una peligrosa organización que ha corrompido a la policía y a las altas esferas de una ciudad devastada por el huracán Katrina.


COMENTARIO
 
Film de acción dirigido por Walter Hill y protagonizado por Sylvester Stallone. Con aroma ochentero, como si el tiempo no fuera con ellos, y que sacan al nostálgico en un género que parece extinto y que de vez en cuando reaparece para satisfacción del cinéfilo. Walter Hill, cineasta con una sólida trayectoria, sabe como diseccionar los personajes y se centra en el eterno conflicto entre la ley y la justicia, basado en una serie de novelas gráficas, la película desprende un humor negro y despreocupado. A la cabeza está un Stallone que parece que vive una segunda juventud, en parte gracias a las dos películas de "Los mercenarios", y que nos devuelve su mejor versión. A Sly le acompaña un buen reparto de secundarios, del que destaca Jason Momoa como su rival y archienemigo musculoso. 


"Una bala en la cabeza" no pretende ser una obra pionera en la acción, su principal función es el entretenimiento, y lo consigue mediante un guión ingenioso, lleno de grandes momentos. Humor negro y buena dosis de acción, sin grandes alardes, personajes que se ríen de ellos mismos sin caer en la auto-parodia en este western contemporáneo con estética ochentera que nunca pasa de moda.


En resumen, "una bala en la cabeza" recupera al mejor Walter Hill que por primera vez se junta con un resucitado Sylvester Stallone. Buen reparto, notables dosis de humor y acción. Estética ochentera para una película que merece nuestro visionado. Recomendada.