sábado, 17 de enero de 2015

FRAGMENTOS DE CINE: CRÍA CUERVOS


PELÍCULAS DE CULTO: NADIE ESTÁ A SALVO DE SAM

TÍTULO ORIGINAL: Summer of Sam
AÑO: 1999
DURACIÓN: 136 Min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Spike Lee
GUIÓN: Spike Lee, Michael Imperioli, Victor Colicchio
MÚSICA: Terence Blanchard
FOTOGRAFÍA: Ellen Kuras
REPARTO: John Leguizamo, Adrien Brody, Mira Sorvino, Jennifer Esposito, Michael Rispoli, Saverio Guerra, Brian Tarantina, Al Palagonia, Ken Garito, Bebe Newirth, Patti LuPone, Mike Starr, Anthony LaPlagia, Roger Guenveur Smith, Ben Gazzara, Joe Lisi, James Remo, Arthur J. Nascarella, Spike Lee, Lucia Grillo, Michael Imperiolli, Michael Badalucco, John Savage
PRODUCTORA: 40 Acres & A Mule Filmworks / Touchtone Pictures / Hostage Productions



SINOPSIS

La ciudad de Nueva York se ve invadida por una gran ola de calor, mientras se ve sacudida por los crímenes de un asesino en serie al que la prensa amarilla ha bautizado como "El hijo de Sam". Cuando un jefe mafioso ofrece una recompensa por su captura, unos vecinos del Bronx que están convencidos de que el asesino es de su barrio.


COMENTARIO

Película inspirada en hechos reales dirigida por Spike Lee, cineasta vanguardista y crítico sobre las condiciones de los afroamericanos en los Estados Unidos, y que cambia su perfil habitual, sin obviar su particular estilo, de una parte de la sociedad que sigue siendo considerada paria o de bajos fondos. Con un reparto genial encabezados por unos inmensos John Leguizamo, Adriend Brody y Mira Sorvino, además de un guión que maneja entre lo coral y los anecdatorio de unos hechos ocurridos en el caluroso verano de 1977. En el apartado técnico destaca montaje que sin caer en el efectismo puede llegar a saturar, aunque posee un fascinante diseño de producción que la convierten en una gozada visual. La estupenda banda sonora con temas de la época es otro de sus puntos fuertes.


NEW YORK, SUMMER 1977

"Nadie está a salvo de Sam" no es un biopic tradicional sobre el asesino en serie  David Berkowitz, apodado "El hijo de Sam", también es una radiografía sobre una época, la de finales de los setenta, en concreto 1977, y que describe a través de la cultura del momento. El auge de la música disco y el punk, la vida en los barrios, la mafia, el narcotráfico y los conflictos personales de una sociedad centrada en la ciudad de Nueva York, la ciudad perfecta para narrar las vivencias de la vida urbana y metropolitana.

En resumen, "Nadie está a salvo de Sam" es una película brillante que en ocasiones deslumbra por su excesivo mensaje caótico, pero que es puro entretenimiento. Spike Lee logra una obra personal y al mismo tiempo explora nuevas facetas. Una película estupenda con un apartado técnico y artístico magistral.