viernes, 22 de agosto de 2014

LA CAJA DE MÚSICA: EL TERCER HOMBRE

PELÍCULAS DE CULTO: EL REY PESCADOR


TÍTULO ORIGINAL: The Fisher King
AÑO: 1991
DURACIÓN: 137 Min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Terry Gilliam
GUIÓN: Richard LaGravenese
MÚSICA: George Fenton
FOTOGRAFÍA: Roger Pratt
REPARTO: Jeff Bridges, Robin Williams, Amanda Plummer, Mercedes Ruelh, Michael Jeter, Harry Shearer, David Hayde Pierce, Ted Ross, Lara Harris, Warren Onley, Tom Waits
PRODUCTORA: Columbia Pictures


SINOPSIS

En la imponente Nueva York, Jack (Jeff Bridges), un locutor de radio caído en desgracia, y Parry (Robin Williams), un enajenado profesor de historia, emprenden la búsqueda del Santo Grial.


Película con reminiscencias a la fantasía y la locura dirigida por Terry Gilliam con guión escrito por Richar LaGravenese que narra una historia con transfondo a la crítica burguesa, el capitalismo y las clases sociales, todo ello en una fábula moderna con gran sentido del humor y dramatismo. El genial cuarteto interpretativo, encabezados por unos geniales Jeff Bridges y Robin Williams. Bridges como afamado locutor de radio que pierde toda esperanza en la vida por culpa de una fatídica llamada y Williams que demuestra una gran capacidad para mostrar empatía. Un personaje complejo que simboliza la locura como un síntoma de libertad y trauma al mismo tiempo. Mercedes Ruelh en su mejor papel, una fulgurante interpretación que la valió muchos premios, y una estupenda Amanda Plummer. Hay que destacar también al cantante Tom Waits como mendigo veterano de guerra y filósofo de la vida.   


Gilliam demuestra un enorme talento, "El Rey Pescador" tiene un gran poderío visual, sin caer en la extravagancia y la desmesura, contiene una moderada dosis de fantasía y denuncia social, romance extravagante y aventura surrealista. La película demuestra destellos de genialidad con escenas magníficamente rodadas y que con el paso del tiempo se ha convertido en película de culto.


En resumen, "El rey pescador" es una maravilla. Una de las mejores obras de Terry Gilliam. La obra posee un equilibrío entre los fantástico y el dramatismo con sutiles toques de humor negro que la convierten en un gran película.