jueves, 29 de septiembre de 2016

sábado, 24 de septiembre de 2016

lunes, 19 de septiembre de 2016

PELÍCULAS DE CULTO: SOSPECHOSOS HABITUALES


TÍTULO ORIGINAL: The Usual Suspects
AÑO: 1995
DURACIÓN: 105 Min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Bryan Singer
GUIÓN: Christopher McQuarrie
MÚSICA: John Otman
FOTOGRAFÍA: Newton Thomas Siegel
REPARTO: Kevin Spacey, Gabriel Byrne, Chazz Palmintieri, Benicio del Toro, Stephen Baldwin, Pete Postlethwaite, Giancarlo Esposito, Dan Hedaya, Suzy Amis, Frank Medrano, Ron Gilbert, Kevin Pollack, Paul Balter, Carl Bressler, Christine Estabrook
PRODUCTORA: Polygram Film Entertainment / Spelling Films International


SINOPSIS

 Dave Kujan (Chazz Palminteri), un agente especial del servicio de aduanas de Estados Unidos, está investigando las causas del incendio de un barco, en el puerto de San Pedro de Los Ángeles, que provocó 27 víctimas mortales, aunque todas parecen haber sido asesinadas. Su única fuente de información es Roger Kint (Kevin Spacey), un estafador lisiado que sobrevivió al incendio. En comisaría, Kint cuenta que todo comenzó seis semanas antes en Nueva York, cuando cinco delincuentes, cinco "sospechosos habituales", fueron detenidos para una rueda de reconocimiento relacionada con el robo de un camión de armas...



COMENTARIO

 Tras el modesto éxito pero conseguido debut de "Public Acces", Bryan Singer se alzó como uno de los mejores directores del panorama internacional con "Sospechosos habituales", thriller elegante con aroma noir y rompecabezas argumental. Con un magnífico guión a cabo de Christopher McQuarrie que explora la esencia del cine policiaco renovándolo en gran parte a su astucia para componer una historia que gira alrededor de un grupo de sospechosos, un crimen múltiple y una figura misteriosa. Apoyado por un magnífico reparto, del cual destaca un excelente Kevin Spacey y una estupenda banda sonora de John Ottman. La película es todo un alarde de estilo cinematográfico.


 "Sospechosos habituales" se ha ganado el título de película de culto por méritos propios; argumento complejo para una trama bien construida a partir de un narrador onmipresente, aunque gira todo alrededor de una figura sombría; Kaiser Söze, convertido en fiugura mítica del celuloide. La complejidad de la trama, con un cruce entre el cine negro, el suspense y la tragedia griega junto con el impactante final la convierten en uno de los mejores thrillers de los últimos tiempos.


 En resumen, película esencial. Un thriller potente con sensacional reparto y multilples lecturas para un título de culto.


viernes, 2 de septiembre de 2016