viernes, 21 de junio de 2013

jueves, 20 de junio de 2013

JOYAS INTERACTIVAS: BIOSHOCK INFINITE


TÍTULO: Bioshock Infinite
DESARROLLADORA: Irrational Games
AÑO: 2013
PLATAFORMAS: Play Station 3, X-Box 360, PC


SINOPSIS

Corre el año 1912. Ahogado por las deudas, Booker DeWitt solo tiene una oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva: rescatar a Elizabeth, una misteriosa chica que lleva prisionera desde la infancia en la ciudad flotante de Columbia. Obligados a confiar el uno del otro, deberán echar mano de un surtido de armas y habilidades mientras luchan por sobrevivir a los peligros de la ciudad y descubrir sus oscuros secretos.




COMENTARIO
 
Tras 3 años desde el estreno de Bioshock 2, hubo un montón de rumores sobre su continuación, y a finales de 2011 se supo que habría un cambio radical con respecto a sus antecesores: dejábamos la ciudad sumergida de Rapture y nos elevamos en el cielo en un nuevo mundo, sin abandonar del todo la base de la saga, pero con ciertos cambios a tener en cuenta. Kevin Levine, creador de Bioshock supo darle un nuevo aire que muchos pedían, tras una pequeña decepcion para algunos de la segunda parte por no aportar nuevos elementos y repetir esquemas vistos en la primera. Esta nueva aventura intenta innovar en varios aspectos.
 
Bioshock Infinite es una obra que marca diferencias. La dirección artística es una maravilla, destacando los escenarios, personajes y el uso de los efectos de luz realmente sorprendentes. Es impresionante a nivel gráfico con una enorme cantidad de elementos que llenan cada escenario para deslumbrar nuestros sentidos. 



En el apartado de la jugabilidad destacan los mono railes: una especie de vías que usaremos para desplazarnos por el aire y que asegura escenas impactantes y momentos de acción frenética. En el apartado sonoro destaca una excelente banda sonora, además de un fantástico doblaje.


Tres años dan para mucho, y Bioshock Infinite ha sufrido varios cambios desde sus primeros videos de demostración y demos que han surgido desde sus inicios. Es evidente que algunos de esos cambios han sido drástico y reformado ciertas partes de su desarrollo. Destaca la menor resonancia en Songbird, cuya presencia como enemigo hubiera sido más constante, y ciertas habilidades de Elizabeth modificadas.


Al igual que en las anteriores partes, Infinite muestra una trama que va desarrollándose poco a poco, lleno de misterio cuyo protagonista vamos conociendo a modo de flashbacks que derivan en un final sorprendente. 
 



¿UN UNICO DESTINO?
 
Bioshock Infinite tiene una trama fascinante, un misterio que al igual que las dos primeras partes se va desvelando poco a poca, pero siendo más lineal. La historia sigue ciertos patrones anteriormente vistos: la moral y el fanatismo, la ciencia y la mitología, el destino contra el libre albedrío, destacando la religión (especialmente la católica) y enfrentando al héroe, un individuo, frente al poder; que representa la corrupción y la avaricia. Una de las cualidades especiales que destaca en Infinite es Elizabeth, antagonista clave de la historia cuyas habilidades ofrecen un enorme abanico de posibilidades.



En resumen, Bioshock Infinite es un maravilla, una deslumbrante obra de arte. Complejo, fascinante, y que sitúa la saga en una nueva dirección que promete infinitas posibilidades. Disfrutar de Bioshock Infinite es obligatorio.



martes, 4 de junio de 2013

MITOLOGÍA UNIVERSAL: EL RAPTO DE PERSÉFONE (MITOS GRIEGOS)



Deméter, hermana de Zeus y diosa del grano y la agricultura, tenía una hija llamada Perséfone. Un día, cuando ésta había salido en compañía de amigos a coger flores, fue secuestrada por Hades, que la llevó al inframundo. Deméter quedó muy afligida por la pérdida y recorrió toda la tierra en busca de Perséfone. Viajó durante  nueve días y nueve noches sin detenerse ni a comer  ni a dormir. Al décimo día, se encontró con Helios, dios del sol que le contó que Hades había raptado a su hija, y lo había hecho con la autorización de Zeus. Desolada, Deméter abandonó el Olimpo y continuó su deambular entre los mortales, disfrazada de anciana llamada Doso.
 
Llegó al lugar conocido como Eleusis, donde las hijas del rey Celeo convencieron a su padre para que acogiera a aquella mujer. Identificándose como Doso, Deméter fue empleada como sirvienta de la reina Metanira, pero, al verla ésta, reconoció su nobleza de carácter divino y le ordenó que tomara asiento, comiera y bebiera. Deméter, todavía de duelo por su hija Perséfone, declinó la invitación y siguió de pie en silencio, hasta que una esclava llamada Yamba, le levantó la falda y la hizo reir. (Yamba dio nombre a la poesía yámbica, de carácter cómico y satírico). Deméter/Doso siguió en palacio como niñera del recién nacido, el príncipe Demofoón. Planeó hacer inmortal al niño nutriéndolo con ambrosía, el alimento de los dioses, y colocándolo todas las noches en el fuego. Lo hacía en secreto, pero una noche fue sorprendida por Matenira cuando estaba poniendo a Demafoón en el fuego. Metanira gritó horrorizada y la diosa sacó al niño de las llamas, declarando, enojada, que ya no podría alcanzar la inmortalidad. Al dar a conocer su identidad, Deméter abandonó el palacio después de estipular los ritos que habían que observarse en su honor: los misterios eleusinos.
 
Apenada de nuevo, Deméter se negó a autorizar que se cultivara grano o que creciera cualquier cultivo. La humanidad empezó a verse privada de alimentos; entonces intervino Zeus y declaró que permitiría que Perséfone regresara con su madre durante su temporada en el inframundo. Pero Hades había inducido a la muchacha a comer semillas de granadas, símbolo del matrimonio. Pese a ello, Zeus ideó una componenda: Perséfone podría pasar dos tercios del año con su madre, pero el otro tercio tendría que regresar al Hades. Todos los años, en su ausencia, Deméter se lamenta por Perséfone, y los cultivos languidecen. A esta temporada la llamamos invierno.